PATAS DE GALLO Y CONTORNO DE OJOS

Pon tus dedos índice y medio en los huesos de la ceja y los costados de los pulgares en los huesos de los pómulos. Con los ojos abiertos, estira hacia arriba e intenta cerrar los ojos poco a poco, durante 15 segundos. Relaja, abre la mirada y repite una vez más.

FRENTE Y ENTRECEJO

Coloca tus manos a los lados de la frente, por encima de las cejas. Enseguida, aplica fuerza en los dedos, jala hacia el crecimiento del pelo e intenta fruncir el ceño. Mantén la posición durante 10 segundos, espera 5 y repite el proceso.

LABIOS Y SURCOS NASOGENIANOS

Toma una cuchara limpia y coloca el mango en los labios. Aprieta para que se sostenga con esa fuerza y luego, sonríe de manera que la cuchara se eleve. Mantén esa posición durante 10 segundos, descansa 5 y repite 9 veces más.

CUELLO Y PAPADA

Siéntate en el piso con las piernas cruzadas, conserva la espalda recta todo el tiempo y lleva la cabeza hacia atrás lo más que puedas para estirar la piel del cuello al máximo. Sostén esa posición durante 5 segundos, gira la cabeza lentamente hacia el lado derecho, espera 5 segundos, voltea al lado izquierdo, aguarda otros 5 segundos, baja y repite 4 veces más.

MEJILLAS Y PÓMULOS

Este ejercicio es fácil. Primero, haz una especie de “boca de pescado”, sin mover los labios, permanece así por 5 segundos, relaja y reproduce el movimiento 10 veces más. Cuando termines la serie, llena de aire las mejillas lo más que puedas, como si las estuvieras inflando (no abras la boca para nada) aguanta 10 segundos, respira e intenta 4 veces más.

Conoces la importancia de los ejercicios faciales?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here