Ha llegado tu momento de ser madre por primera vez, y sabemos que no es fácil, sin embargo, es una de las experiencias más bonitas que una mujer puede vivir. El nacimiento del primer hijo suele traer mucha ilusión y expectativas que no siempre se ven cumplidas y comienzan los cambios en tu vida. Por eso hoy te traemos algunos consejos que te pueden facilitar este nuevo comienzo:

Haz actividad física lo más pronto que puedas

El cuidado de un bebé recién nacido es muy exigente y a veces se hace muy cansado mentalmente. El ejercicio ayuda a descargar tensiones y generar endorfinas que nos harán sentirnos mejor.

Hidratarse bien y cuidar la dieta

Tras el parto, y más si hay lactancia materna, las demandas de líquido y alimento son muy grandes porque el bebé necesita mucho aporte nutricional. Los ritmos de poco sueño y mucha demanda de atención hacen que sin querer a veces picoteemos mucho entre horas o comamos de cualquier manera. Trata de organizarte para hacer comidas saludables, te ayudarán a sentirte bien.

Aprovecha para dormir todo lo que puedas

Este es uno de los consejos clave para las madres primerizas. Los inicios con un bebé son escasos de sueño y el poco tiempo que se puede dormir, está normalmente muy entrecortado. Descansar bien es fundamental para poder atender las demandas del bebé.

Márcate ritmos tranquilos mientras puedas

Los recién nacidos necesitan calma, las prisas y el estrés les alteran mucho, duermen mal y están irritables. Es mejor reducir un poco los ritmos y planes durante un tiempo y que la calma reine en la casa.

No te vuelas loca con la lactancia

La lactancia materna es importante y necesaria, pero no siempre es posible instaurarla o mantenerla en el tiempo todo lo que se quiere. No siempre va a ser tu decisión hacerla o no, ya que muchas veces no esta en nuestras manos que eso suceda, así que no te presiones con esa idea.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here