Por: Lynda Armenta

Hablar sobre el amor propio no es un tema fácil, incluso podría decir que es uno de los actos más difíciles que el ser humano puede realizar. El amarse asimismo no es únicamente pararte frente a un espejo y decirte lo bonita que eres, va más allá de eso, amarse a uno mismo implica aceptarse completamente tal cual eres, y no solo físicamente, también es aceptar el entorno en el que te encuentras y la realidad que estas viviendo justo en este momento.

Tener la capacidad de entender tu realidad quizá suena fácil y quizá no le encuentres relación con el tema de amarse a uno mismo, pero por ahí inicia todo, la clave esta en aceptar lo que tienes y la manera en la que te toco vivir, desde lo interno hasta lo externo que puedes tener, es decir, desde tu físico hasta tu estilo de vida.

Cada individuo tiene su manera de vivir, su ritmo de vida, sus hábitos, hobbies, rutinas o como se le quiera llamar, sin embargo, hay acciones que le dan mayor potencia a el amarse a uno mismo, actos tan pequeños que hacen la diferencia como: Levantarte temprano, comer saludable, hacer ejercicio, bailar, cantar, realizar tu deporte favorito, entre otras.

También amarse asimismo implica alejarse de lugares o personas que no te hacen bien en tu vida, puede ser tu trabajo, amistades, relaciones e incluso un lugar donde ya no te sientas cómoda o aceptada.

Pero, ¿cómo empezar a cultivar el amor propio?

  1. Descubre lo que te motiva y lo que no te hace sentir bien: Encontrar una motivación para tu vida es clave para sentirte mejor, hacer las cosas que más te gustan hará que tu autoestima se eleve y te sientas más seguro de lo que haces. Por otra parte, identificar todas aquellas cosas que no te hacen sentir bien, será esencial para que las puedas dejar y no te afecten dentro de tu vida.
  2. Reconoce tus logros: Reconocer tus logros por muy pequeños que sean es fundamental, pues esta acción es aceptar que cualquier cosa que hagas es aplaudida y valorada por ti.
  3. Convierte tus inseguridades en oportunidades: Si hay algo en lo que te sientas inseguro lo puedes transformar en un motivo para mejorar.
  4. Rodéate de gente que te sume: Es primordial estar con las personas correctas, aquellas que te motiven y te den las herramientas para ser una mejor versión de ti, personas que crean en tus capacidades y oportunidades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here