A propósito de la Semana de la Lactancia Materna es importante apoyarnos e impulsarnos entre mamás.

La lactancia materna es la mejor forma de alimentar a un bebé. La leche humana está perfectamente diseñada para satisfacer las necesidades nutricionales e inmunológicas protegiendo a los niños y niñas de enfermedades comunes, a corto y a largo plazo. Además, ayuda a asegurar que los niños accedan a una nutrición adecuada. También, beneficia a las madres, pues reduce los riesgos de cáncer de mama y ovarios, diabetes de tipo II y depresión posparto.

Pero hoy hablaremos de cinco claves para establecer de manera respetuosa y afectiva la lactancia materna. De ante mano te diré que no es sencillo es un trabajo que requiere mucha paciencia y sobre todo amor.

La primera hora de vida

Durante la primera hora de vida el bebé deberá estar en contacto piel con piel con la mamá, inmediatamente después del parto pues se ha comprobado que así mantiene una temperatura más estable, respira mejor y casi no llora.

Los pequeñitos son tan increíbles que al momento de estar sobre su madre desarrollarán un fuerte instinto para empezar a alimentarse. Al colocarlos sobre su madre, ellos mismos buscan el pecho, se dirigen hacia él, lo estimulan durante un rato con la mano y con la boca, habitualmente en muy buena posición.

Libre demanda

No esperes que el bebé llore para darle su toma necesaria, sino ofrécele el pecho cuando veas pequeñas señales. Hacer pequeños ruiditos, movimientos con los labios y con la cabeza o, simplemente, aumentar la actividad (pasar de dormido a despierto, o de estar quieto a moverse).

Además, es importante tomar en cuenta que mientras más tetita ofrezcas más producción de leche tendrás, ya que estas estimulando las glándulas mamarias.

Colecho

El bebé que está en la habitación junto a mamá todos los días es un bebé más feliz y la ciencia lo comprueba. Una vez que llegas a casa con el bebé no sabes si ponerlo en su cuna o moisés, sin embargo, te diré que hacer colecho es una de las técnicas más eficaces. Porque, si no, ¿Cómo podría darle el pecho a demanda? Un recién nacido puede medio despertarse, moverse, buscar el pecho y, si en 10 o 15 minutos no le hacen caso, volverse a dormir.

Lactancia exclusiva

Lo primero que debes saber es que a los bebés no les da sed, y antes de los seis meses no es recomendable darles ningún alimento. Por otro lado, los bebés tienen un estómago muy pequeño lo que podría ser contraproducente para su bienestar y por tanto podrían vomitarse.

¡No! No le ofrezcas chupones o biberones

No le ofrezcas chupetes, ni biberones. ¿Por qué? para chupar un chupete o un biberón hay que mover los labios de distinta forma. Esto podría causar un efecto de confusión en el bebé y por tanto se volvería algo complicado el proceso de aprendizaje para ambos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here