Connect with us

Salud & Psicologia

Lo Que Tus Retortijones Dicen De Tu Salud…

El clásico retortijón usualmente no es causa de preocupación. Seguramente comiste algo que te cayó mal, lo eliminas y listo. Pero si estos retortijones salieron de la nada y no les encuentras explicación, tal vez puedan ser síntoma de algo anormal o serio. Desde periodos menstruales, hasta alergias e intoxicaciones, tus cólicos estomacales pueden ser señal de casi cualquier cosa.

Un metaanálisis de 14 estudios descubrió que 1 de cada 3 casos con dolor abdominal no reciben un diagnóstico adecuado porque el especialista no supo identificar la causa. ¡Así que pon atención a lo que tu cuerpo dice!

Tienes hambre

A veces los retortijones son señal de hambre y las contracciones del estómago cuando está vacío. Pero ojo, sólo porque tu estómago esté vacío, no quiere decir que debas comer; tal vez está reaccionando a un cambio de horario o a ajustes alimenticios.

Desde una investigación del 2013, sabemos que el estómago tiene su propio reloj y lleva un registro de los hábitos alimenticios de cada persona. Si no comes a tu hora o si has modificado tu patrón para comer, tu estómago te lo hará saber sin remordimiento.

Tu periodo está cerca

Los retortijones pueden estar relacionados con los cólicos menstruales. Las hormonas provocan contracciones en el útero, lo cual causa dolor abdominal. Es normal si además de dolor, tienes estreñimiento o diarrea. Las contracciones uterinas durante el periodo menstrual son causadas por prostaglandinas y pueden ser intensas, pero no problemáticas, ni nada de qué preocuparse.

Alguna alergia

Los retortijones después de comer algo en específico pueden indicar una alergia o intolerancia.De hecho, los retortijones son el síntoma más común de una alergia, junto con el vómito y las náuseas; si se presentan después de comer lácteos, glúten, mariscos o nueces, posiblemente sea una intolerancia.

Síndrome del Intestino Irritable

El Síndrome de Intestino Irritable, también conocido como colon espástico, puede causar retortijones en la región abdominal, junto con otra variedad de síntomas como: inflamación, gas, estreñimiento o diarrea crónica.

Esta condición es causada por una variedad de factores, incluyendo un intestino que regularmente tiene cólicos y un sistema nervioso MUY sensible que registre altos niveles de incomodad al procesar la comida. Y, por si fuera poco, las mujeres tienen el doble de probabilidades de desarrollarlo.

Gas o estreñimiento

Si los cólicos no tienen nada qué ver con un patrón alimenticio, hay otra posibilidad: inflamación causada por gas. Es extremadamente común (y vergonzoso), pero al menos es fácil de solucionar. Puedes tratar de masajear tu estómago para encontrar alivio o consultarlo con un doctor para que ayude con la obstrucción.

Problemas en la vesícula

Dolor después de comer alimentos grasosos puede indicar problemas con la vesícula. Las mujeres son especialmente propensas a esto… y puede volverse peligroso si no se detecta a tiempo.

Si notas retortijones después de comer, es posible que tengas piedras en la vesícula que están bloqueando los ductos. Este dolor aparece porque la vesícula trata de secretar bilis a través de los ductos después de comer, y no puede hacerlo por culpa de las piedras.

Alguna intoxicación

Los cólicos que surgen repentinamente y vienen acompañados de diarrea, náuseas o vómito, usualmente son señal de una gastroenteritis. En otras palabras: es una infección causada por un virus o una bacteria en el estómago e intestinos.

El riesgo principal de la gastroenteritis es la deshidratación y falta de nutrientes, pues no podrás retener alimentos o líquidos mientras tu cuerpo se desintoxica. Lo bueno es que en la mayoría de los casos no requiere tratamiento y se resuelve por cuenta propia en un par de días.

Los cólicos son una molestia desagradable y casi nunca son razón de algo grave. Sin embargo, es importante ponerles atención para descartar alguna condición crónica.

Continue Reading

Salud & Psicologia

PELIGROSAS Y DAÑINAS, ASÍ SON LAS ADICCIONES COMPORTAMENTALES

Las adicciones comportamentales son aquellas en las que no interviene una sustancia o droga. Las personas que la padecen sufren un deterioro considerable en todos los ámbitos de su vida, en especial el familiar, el económico y el laboral. Aunque con ciertos matices, son muy parecidas en características y consecuencias a la drogadicción.

Según el estudio de José de Sola Gutiérrez (2014) los criterios comunes entre ambos se pueden resumir en:

Capacidad para «engancharse» en conductas de las que se derivan consecuencias reforzantes.

Excesiva preocupación por el consumo o conductas que reportan un refuerzo
positivo.

Tolerancia o nivel de saciedad temporal.

Pérdida de control, donde la frecuencia de la conducta se incrementa haciéndose cada vez
más automática.

Dificultad en detener o evitar dicha conducta, a pesar de la existencia de importantes
consecuencias negativas.

Así, el adicto entra en un bucle de «consumo/conducta – abstinencia – craving» en el que la droga o la conducta adictiva se sitúa en el eje central de su vida. Prácticamente, todas las conductas que realiza son por y para la búsqueda y el consumo.

DIFERENCIA ENTRE ADICCIONES A SUSTANCIAS Y ADICCIONES COMPORTAMENTALES

Como ya se ha comentado, los dos tipos comparten muchas características. Tanto la adicción química como la comportamental provocan dependencia, síndrome de abstinencia y tolerancia. Sin embargo, hay que tomar en consideración las diferencias principales a la hora de plantear un tratamiento.

La primera diferencia reside en el síndrome de abstinencia. En la adicción a drogas, la naturaleza fisiológica de la sustancia hace que una vez consumida la sustancia la abstinencia desaparece. Esto no tiene por qué ocurrir con las comportamentales, es decir, la abstinencia no desaparece aun cuando se realice la conducta adictiva.

La segunda diferencia tiene que ver con la comorbilidad entre sustancias o focos de adicción. En las drogodependencias es muy común la politoxicomanía (consumo de varios tipos de drogas). En las adicciones sin sustancias, no es común tener varias adicciones (por ejemplo, juego patológico y adicción al trabajo).

ADICCIONES COMPORTAMENTALES MÁS COMUNES:

Juego patológico

Antes conocido como ludopatía, se define como el comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente. La persona suele comenzar a jugar gradualmente, y poco a poco las cantidades y la frecuencia van aumentando. Entre las pérdidas económicas que esto produce y la propia adicción, la persona se va endeudando y acumulando problemas económicos, laborales, familiares e incluso legales. Finalmente, son los propios familiares o las personas más allegadas las que suelen obligarles a asistir a tratamiento.

Cabe decir dentro de esta tipología que las nuevas tecnologías cada vez facilitan más el inicio y el mantenimiento de la conducta de juego. Los salones de juego en línea y las apuestas online han aumentado el número de casos y la dificultad del tratamiento.

Compras compulsivas

También llamada shopaholic, esta adicción se caracteriza por la compra compulsiva e impulsiva de productos sin motivo o necesidad. No suelen ser productos caros, sino más bien múltiples pequeñas compras que al final acaban con la economía de la persona. Es característica de los países industrializados, y se agrava por el pago con tarjeta al no percibir físicamente el dinero que se gasta.

Adicción al trabajo

Normalmente, esta adicción se mide por la cantidad de horas que la persona, sin que exista una necesidad económica o de otra índole, dedica al trabajo. La prioridad número uno es el empleo, y lo antepone al resto de los ámbitos de su vida. Incluso, puede llegar a poner en peligro la suya.

El adicto al trabajo no toma vacaciones ni días libres, y cuando no está en el trabajo presenta los síntomas típicos de la abstinencia. Como ocurre en el caso anterior, la adicción al trabajo también suele ser característica de los países industrializados.

Adicción al sexo

Esta adicción es controvertida, puesto que hay que establecer una separación entre adicción y conducta. La adicción al sexo aparece si se cumplen los requisitos mencionados en el primer apartado. Cabe decir que en esta adicción existe un sufrimiento en la persona, ya que realizar la conducta no alivia el craving de la persona, sino que la impulsa a actuar de nuevo.

Adicción a pantallas: videojuegos, televisión, redes sociales, etc.

Pertenecientes a las llamadas nuevas adicciones, esta tipología tiene una alta prevalencia entre los jóvenes y menores de edad. Durante mucho tiempo se discutió su inclusión dentro de las adicciones comportamentales, aunque finalmente se demostró su pertenencia a este grupo. La adicción a las pantallas incluye el abuso de:

  • Videojuegos
  • Televisión.
  • Redes sociales.
  • Internet
  • Ordenador
  • Móvil.

El papel de la industria de consumo en las adicciones

Desde sus inicios, las adicciones comportamentales tardaron mucho en reconocerse como adicciones como tal. Hoy en día, todavía genera controversia discernir entre lo que es adicción y lo que no.

Esto genera un «vacío moral» en la sociedad, que no parece estar concienciada del problema que suponen las adicciones sin sustancias, causantes de tanto sufrimiento.

Ya de por sí, la facilidad para realizar estas conductas es muy sencilla: ir de compras, apostar en una tragaperras en un bar, abrir Instagram, encender la tele… Sin embargo, a esto se le suma la industria de consumo. Mediante las incesantes campañas de publicidad insta y refuerza al individuo para llevar a cabo estas acciones, en un principio nocivas pero que en ciertos individuos dificulta enormemente su tratamiento.

Existe, por ley, publicidad que advierte de los efectos negativos que producen consumir alcohol y tabaco. Además, los medicamentos e incluso algunos alimentos procesados también vienen con recomendaciones sobre su consumo. Tal vez, como primera medida, esta sea una solución para intentar prevenir la aparición de algunas tipologías de adicción comportamental.

 

*Fuente: La mente es maravillosa

Continue Reading

Salud & Psicologia

¿Estás En Riesgo De Tener Cáncer Hereditario?…

El cáncer es una enfermedad común en México y el mundo. Por ello, no sorprende que muchas familias tengan a más de un miembro que lo hayan padecido. Sin embargo, en algunos casos, los tumores son causados por un gen anormal que se transmite de generación en generación y se conoce como cáncer hereditario.

De acuerdo con el Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer (CMIC), el cáncer hereditario significa que una persona nace con una mutación o cambio genético, que hace que la persona tenga un mayor riesgo a padecer cáncer. Esta mutación genética puede provenir del padre, la madre o ambos.

Aproximadamente el 10% de los casos de cáncer son hereditarios. Esto puede sonar como un porcentaje pequeño, pero afecta a aproximadamente 20 mil personas cada año en nuestro país.

¿Cómo podemos saber si el cáncer es parte de la familia?

Algunas pistas incluyen:
  • Tener muchos parientes con cáncer en el mismo lado de la familia, especialmente si hay casos diagnosticados a edades jóvenes.
  • Tener una persona en la familia con múltiples tumores, especialmente en el mismo órgano.

¿Qué son las pruebas genéticas para el cáncer hereditario?

Las pruebas genéticas identifican a las personas con mutaciones importantes para la salud. Mediante el análisis de los genes, cromosomas o proteínas de una persona, estas pruebas pueden:
  • Ayudar a predecir el riesgo de que alguien padezca cáncer
  • Identificar portadores de la enfermedad. Son las personas que no tienen la enfermedad, pero tienen una copia del gen mutado
  • Diagnosticar la enfermedad
  • Ayudar a diseñar un tratamiento más efectivo para el paciente
Las pruebas genéticas pueden realizarse a partir de una muestra de sangre o tejido, como las células en la mejilla de una persona.

¿Cómo puede ayudarte conocer tu historial familiar?

La información del historial familiar puede ayudarle a un doctor a determinar si:
  • Tú y otros en tu familia necesitan asesoría genética.
Es un tipo especializado de asesoría que explica los riesgos del cáncer hereditario y los beneficios, precauciones y limitaciones de las pruebas genéticas desde el lado médico, psicológico y social.
  • Tú y otros en tu familia requieren pruebas genéticas.
  • Requieres un seguimiento más intensivo que otros pacientes con cáncer no hereditario.

¿Qué información debo recolectar?

En una consulta, tu doctor necesitará los datos de tus familiares de primer grado (padres, hijos y hermanos) y familiares de segundo grado (abuelos, tíos/tías, sobrinos/sobrinas, nietos y medios hermanos). Por cada familiar con cáncer, necesitas los datos siguientes, tantos como sean posibles:
  • Tipo de cáncer
  • Edad del diagnóstico
  • Familiar del lado de la madre o del padre
  • Resultados de pruebas genéticas previas
Es importante tener en cuenta que para algunos familiares puede ser incómodo o difícil hablar sobre su salud, por lo que tendrás que ser paciente y comprensivo. Comenta los beneficios de compartir esta información.

Continue Reading

Salud & Psicologia

¿Son Más Saludables Los Alimentos Sin Gluten?…

Has escuchado algo acerca del gluten o de los productos sin gluten, pero no sabes muy bien lo que significa? Es muy común escuchar a familiares o amigos que son intolerantes al gluten o que eligen no consumirlo, existen casos en los que están descubriendo que se sienten mejor cuando no comen gluten o simplemente tienen curiosidad en saber si comer menos de esta proteína puede hacerlos sentir diferente, así que mientras algunos lo evitan por razones médicas otros lo hacen como elección de vida porque les funciona.

En México el 2.6% de la población padece de la enfermedad celiaca; es decir, tiene intolerancia al gluten y esto puede causar daños el intestino delgado sin importar la edad. Por ello, es importante que después de consumir alimentos en los que se encuentra el gluten como la harina de trigo, la cebada o el centeno se detecten los síntomas que puede ocasionar su consumo: hinchazón, náuseas, dolores de cabeza, cansancio o dolor en las articulaciones, entre otras y para ello se recomienda acudir con un especialista.

Seguramente un dato que no conoces es que el gluten también se encuentra en salsas, aderezos, carnes procesadas, cervezas y otras comidas que se consumen a diario.

Una alimentación sin gluten puede traer grandes beneficios tales como el mejoramiento del sistema inmunológico, reducción de la presión sanguínea, disminución de los niveles de colesterol y los triglicéridos y, por si fuera poco, facilita la digestión de alimentos en algunos casos, solo por mencionar los principales ¡existen muchos más!

Continue Reading

Trending