Consejos para cepillarle los dientes a un perro de forma rápida y segura…

Al igual que los humanos, las mascotas necesitan mantener una buena higiene bucal, ya que de lo contrario puede presentar problemas a largo plazo. Por eso, hoy te ensañeremos cómo cepillarle los dientes a un perro sin ser mordido en el intento.

Aunque los perros no presentan tantas caries como nosotros los humanos, es común que a lo largo de su ida les aparezcan problemas como la gingivitis y acumulación de placa. Estos pueden provocar infecciones que resultan ser muy graves. Por eso es recomendable acostumbrar a tu mascota desde pequeña al cepillado dental. Sin embargo, cuando ya están más grandes suelen sentir rechazo por esta práctica de higiene.

 

¿Cómo cepillarle los dientes a un perro?

¿Qué necesitas?

  • Pasta de dientes para perros. NUNCA utilices una para humanos, ya que los químicos son muy fuertes para tu mascota.
  • Un cepillo de dientes para perros. Aunque se puede reemplazar con uno de cerdas suaves.

Algunos puntos a tomar en cuenta…

– Lo ideal es que se comience desde cachorro, así cuando sea grande ya estará acostumbrado. Sin embargo, si tu mascota tiene más de 3 años, lo mejor es enamorarlo con una pasta al sabor que más le guste.

– Es muy probable que a tu mascota no le guste al principio. Para que se vaya acostumbrando al sabor de la pasta de dientes, agrega un poco de ella en tu dedo y deja que tu perro la lama. Repítelo varias veces.

– Cuando vayas a limpiarle los dientes procura que sea después de jugar mucho con él.Así estará muy cansado y se quedará más tranquilo. Este es un truco fácil que evitará que te muerda o intente evadir el lavado. Pero es necesario que lo dejes descansar 5 minutos. Después de que tome agua es el momento indicado para cepillarle los dientes a un perro.

 

Para mantener los dientes de tu perro sanos y limpios existen diversos juguetes o alimentos que ayudan a mantenerlos de esta forma. Por ejemplo, los huesos sintéticos y juguetes masticables. Estos están diseñados para fortalecer la encía y los dientes del animal. Pero no significa que al dárselos ya no tendrás que cepillarlo…

– La primera vez que lo intentes debe ser por un tiempo corto. Si tu mascota se molesta deja de hacerlo y espera hasta el día siguiente.

 

Pasos para cepillarle los dientes a un perro

 

– Coloca un poco de la pasta de dientes en el dedo e introdúcelo en la boca. Pásalo suavemente sobre los dientes y encías. Así se irá acostumbrando poco a poco. No comiences de una vez con elcepilo porque la sensación podría provocarle molestias en la encía.

– Cuando lo cepilles háblale con calma y dile que todo está bien. Evita el estrés, ya que él lo siente y no dejará que lo vuelvas a hacer. La conversación entre el amo y la mascota es clave para que no odie esta práctica de higiene. Recuerda, los animales no tienen el conocimiento de si lo que estás haciendo es bueno o malo, y tú deber como amo es darle a entender que esto es algo positivo para él.

 

– Cuando ya esté familiarizado con el cepillado de dientes, coloca un poco de la pasta sobre el cepillo. Deja que tu perro lo huela y empieza a cepillarlo.

Lo recomendable es realizar esta actividad cada semana. Ya que, a diferencia de los humanos, los perros necesitan algunas de las bacterias que se encuentran en su boca. Si les cepillas los dientes diariamente podrías ocasionar que el proceso de digerir la comida sea lento y pesado para tu mascota.

¿Qué dientes limpiar primero?

Procura que los colmillos sean los primeros, y los debes cepillar de forma suave y con movimientos verticales. Luego, debes pasar a los dientes posteriores, estos se limpian de forma circular. Cuando tu mascota se sienta incómoda detente pues estos son los más difíciles de limpiar. Cuando vayas a limpiar los incisivos, debes sostener el hocico de tu perro así quedará con la boca cerrada. Levanta el labio superior y cepilla suavemente sus dientes de forma vertical. Es recomendable limpiárselos una vez al día.

Luego del cepillado…

El difícil que tu mascota se acostumbre a esto, posiblemente te tomará un mes completo para lograrlo. Por eso, tras el cepillado debes recompensar a tu mascota, así sabrá que hizo algo bueno y siempre se dejará hacerlo. El condicionamiento en este sentido es sumamente importante porque si reciben un premio, sabrán que lo que están haciendo es algo positivo.

Por otro lado, a pesar de que tu mascota tenga los dientes sanos es importante llevarlo regularmente al veterinario para una consulta habitual. Ahí podrás percatarte si padece de patologías preexistentes e iniciar un tratamiento adecuado.

Beneficios de cepillarle los dientes a un perro

 

Elimina la acumulación de sarro y placa

Cepillar los dientes a un perro regularmente elimina estos elementos. Aunque el sarro comienza en la boca, si no se quita puede pasar a otras partes del cuerpo donde puede acumularse. Esto previene que los perros sufran diversas enfermedades provenientes del mal aseo como por ejemplo la enfermedad periodontal.

Esta es una de las enfermedades más graves que puede afectar a los perros. Cepillar los dientes de un perro es la mejor manera de garantizar que tu perro evite que padezca de esta y otras enfermades.

Reduce el daño a los órganos internos de tu perro

Las toxinas de enfermedades periodontales y otras enfermedades orales se absorben y van directo al torrente sanguíneo de tu perro. Y pueden dañar el corazón, los riñones y el hígado que filtran la sangre. Por esta razón, el cepillado dental regular es crucial para evitar que las bacterias en la boca de tu perro infecten y dañen los órganos de tu amada mascota.

Evite que su perro tenga mal aliento

La mayoría de los perros con mal aliento generalmente tienen un cuidado dental deficiente. Por eso, cepillarle los dientes a un perro puede ayudar a prevenir el desarrollo del olor de estas placas dentales. Y al mismo tiempo eliminar cualquier partícula de comida entre los dientes y las encías de su perro.