Errores de primeriza: obsesionarte con el peso del bebé

No te preocupes solamente porque lo ves un poco bajo de peso. Es un dato importante, pero que se tiene que evaluar en conjunto con el pediatra.

El peso y la talla son, por lo general, los aspectos que más preocupan a las madres. La cita quincenal con la báscula se puede convertir para muchas en un momento de alegría desbordante ?cuando el bebé ha engordado? o en una decepción sin límites si, por el contrario, le faltan unos gramos para alcanzar el porcentil que ellas consideran satisfactorio. Y lo mismo ocurre con la talla. Hay que tener claro que cada niño es diferente y no siempre existe un problema cuando no se cumplen unas normas estándar.

No todos ganan el mismo peso a la semana. Estos datos, por sí solos, no confirman que algo vaya bien o mal; la evolución niño se debe valorar en conjunto por el pediatra.

Check Also

Higiene bucal en bebés sin dientes…

  👶 Algunos padres creen que deben esperar a que aparezcan los dientes de sus …